¿EMPRESARIOS O HIENAS?

abril 24, 2014 at 9:31 pm Deja un comentario

La presidenta del Círculo de Empresarios, Mónica Oriol, considera que muchos trabajadores “no valen lo que cuestan”, que deberían recibir un salario u otro en función de su productividad y que ni siquiera merecen el mínimo interprofesional “hasta que no produzcan lo que cuestan”.

Considera doña Mónica que los empresarios son mal vistos en España por pura envidia y que los políticos no dictan leyes suficientemente beneficiosas para el colectivo al que la sra. presidenta representa. En definitiva, cree que la única medida para validar al trabajador es la cantidad de euros que la de a ganar a ella y a los suyos. Las personas no cuentan como tales, tan sólo son o no mano de obra rentable para la cuenta corriente de tan ilustre dama y de aquellos a los que preside.

Claro está que su envidiable lucidez mental no va más allá de las cuentas de resultados ni siquiera para entender que la cosa podría funcionar al revés. Probablemente no ha podido reflexionar, por sus muchas ocupaciones (como corresponde a alguien de tan alta valía, sin duda), en lo necesarios que les son los curritos a los envidiados empresarios, imprescindibles ciertamente. Difícil imaginar cómo sus negocios serían de prósperos sin esas pobres gentes a las que tan poco aprecian.

Que se sepa y hasta la fecha ni los productos de consumo se fabrican solos, ni se distribuyen, almacenan o venden si no hay quienes realicen esas tareas. Tampoco se curan los enfermos sin médicos y personal sanitario que les atienda. Las escuelas, de momento, necesitan educadores y los autobuses quienes los conduzcan. Las calles, carreteras, edificios… requieren de los menospreciados trabajadores. Los hoteles de lujo que supongo frecuenta la señora Oriol están atendidos por manos humanas que le hacen la cama, le friegan el suelo, le preparan el desayuno, le revisan el ascensor y le tocan música celestial antes de sus dulces sueños. Necesitan pilotos y azafatas los aviones en los que vuela y camareros, cocineras, planchadores… le tienen a punto los platos que degusta y los modelitos que luce. Y qué decir de los empleados de banca que traen y llevan con su esfuerzo los dineros de la empresaria donde más le plazca guardarlos.

Ni que decir tiene que para ella todas estas tareas son de poca monta, de tan poca que ni salario mínimo merecen, no hablemos ya de indemnizaciones por despido, subsidio de desempleo o nimiedades parecidas. Bueno no es del todo así ¿verdad doña Mónica? Si ustedes consideran que el currante de turno produce a la empresa más dinero del que se le paga entonces podrá tener derecho a alguna de estas limosnillas.

¡¡YA ESTÁ BIEN!! Algunos tenemos soluciones diferentes. Algunos creemos que los que deberían ser atados en corto son la gente que se cree por encima del bien y del mal. Algunos creemos que los que no se merecen lo que ganan son ustedes, que quienes se aprovechan del trabajo ajeno son ustedes, que quienes carecen de formación son ustedes, que quienes deberían tener limitados los beneficios son ustedes, que quienes deberían estar obligados legalmente a pagar más son ustedes, que los que tendrían que garantizar la salud económica de todos son ustedes… Porque son ustedes los que se benefician del esfuerzo ajeno en mayor medida de la que merecen. ¿Qué harían sin todos nosotros? ¿Qué harían si mañana nadie comprara lo que venden? ¿Qué harían si nadie se presentara a su puesto de trabajo a dar el callo cada día? Nosotros somos su gallina de los huevos de oro.

Ya se, ya… No es su intención eliminarnos a todos porque nos necesitan. Lo que realmente quieren es seleccionarnos, quedarse con quienes les resulten imprescindibles y al menor coste posible. Los demás… sobran. ¿Cómo conseguirlo? No es difícil: enfrentándonos en una batalla campal de los unos contra los otros generando una guerra por la supervivencia más básica. Pocos puestos de trabajo para que nos saquemos los ojos por conseguirlos. Alta cualificación para que la misma persona sea capaz de realizar múltiples tareas. Bajos salarios y pluses de productividad con el fin de que se cubran la mayor cantidad de horas de trabajo con el menor número de trabajadores posible.  Temor al despido hasta tal punto que sean aceptables situaciones que de otra manera no aguantaría nadie. Adiós a la huelga, la protesta y la negociación…

Ese es su mundo ideal. Ese es el motivo por el que tan beneficiosa les está siendo esta “crisis”. Ese es el objetivo que persiguen desde tiempos inmemorables y que están a punto de alcanzar. Pero ya veremos… La desesperación es buena gasolina para quienes no tienen ya nada que perder. Cuidado, no vaya a ser que dejen de hacerles la cama, barrerles el suelo, empastarles las muelas, fabricarles el diván, construirles el yate… incluso de  anotarles en cuenta los jugosos beneficios del último trimestre.

INFORMACIÓN DECLARACIONES MÓNICA ORIOL:http://economia.elpais.com/economia/2014/04/24/actualidad/1398336638_437471.html

 

 
Anuncios

Entry filed under: Uncategorized.

TRANSPLANTES Y RECORTES. HOSPITALES SIN CIRUJANO, ANESTESISTA, AMBULANCIA, AGUA… MÓNICA ORIOL ¿VALE LO QUE CUESTA?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


¡ HOLA MUNDO !

BIENVENID@S AL BLOG MADRID SUR EDITADO POR LORENZO

AVISO A NAVEGANTES:

EL AUTOR DE ESTE BLOG NO SE RESPONSABILIZA DE LAS OPINIONES, COMENTARIOS E IMÁGENES NO INSERTADAS POR ÉL MISMO. SE RESERVA EL DERECHO DE RETIRAR AQUELLAS INTERVENCIONES QUE SUPONGAN UNA FALTA DE RESPETO O ATENTEN CONTRA LA DIGNIDAD DE ÉL MISMO O DE TERCEROS.

ENTRADAS


A %d blogueros les gusta esto: