¿PACIENTES EN “LISTAS NEGRAS”? ¿ERES UN “PACIENTE DIFÍCIL”?

octubre 16, 2015 at 10:50 am Deja un comentario

¿Alguna vez has mostrado tu insatisfacción por un servicio sanitario?

¿Has solicitado que te atienda el mismo profesional en cada cita porque consideras que conoce tu problemática?

¿Has presentado una queja por frecuentes cambios de cita?

¿Te has extendido en la explicación de tu enfermedad en consulta?

¿En alguna ocasión has dado a conocer tu disconformidad con un tratamiento, una terapia o una prueba clínica?

¿Has observado en reiteradas ocasiones que mientras estás siendo atendido en consulta entran en la misma otros médicos y/o enfermeros y preguntan “¿Todo bien”? a quien te está atendiendo?

Si la respuesta a alguna de estas cuestiones (entre otras muchas: ¿te sientas en el borde de la silla en consulta?, ¿meneas pies o piernas mientras hablas? etc.) es SI debes saber que podrías estar siendo considerado un PACIENTE DIFÍCIL al que se marca como tal en su historial clínico.

Si éste fuera tu caso, cada vez que acudes a cualquier cita médica aparecerá un SIMBOLO DE ALERTA EN EL ORDENADOR desde el mismo momento en que tu nombre sea tecleado.

Esta situación es susceptible de generar una predisposición potencialmente negativa hacia el paciente, lo que podría condicionar tanto el trato como la atención dispensada por el personal sanitario e incluso administrativo.

Lo que en un principio estaba pensado, acertadamente, para  prevenir posibles agresiones a los profesionales de la salud ha ido convirtiéndose en un cajón de sastre en el que se incluye a cualquier paciente insatisfecho o molesto.

Tipología del Paciente Difícil (AP)
– Frecuentador considerable
– Insatisfecho por los servicios
– Percepción negativa equipo de salud
– Problemas crónicos de salud
– Mayor derivaciones y gastos de prescripción
– Presenta problemas de forma compleja
– Apoyo social escaso
– Se niegan a cambiar de profesional

https://prezi.com/ktanxsrlo0va/manejo-de-pacientes-conflictivos/

El programa informático OMI AP que actualmente se utiliza en el Sistema Sanitario contiene tanto los datos administrativos como clínicos del paciente y todo lo relacionado con la atención sanitaria del mismo a todos los niveles.

Dicho programa dispone de un elemento denominado FLASH (situado en la esquina inferior izquierda) que aparece en la página inicial del paciente, la que sale en primer lugar cuando se teclea tu nombre.

Si el elemento FLASH aparece activo… puedes estar siendo considerado como PACIENTE DIFICIL:

Ejemplo: Lo que se recomienda al profesional que (subjetivamente) te considera “Difícil” (observa que considera equivalente “Incidente” y “Agresión”)

B. Registro en la Historia Clínica de los Incidentes o Agresiones de usuarios (Anexo IV)

Introducir Flash de aviso en OMI-AP, en las situaciones en que los conflictos estén vigentes y se hayan valorado como graves o recurrentes.

La permanencia de un flash en la Historia del Paciente indicando la existencia del conflicto, no puede ser ilimitada, por tanto, debe actualizarse por el responsable de su activación*.

  • Introducir un código CIAP, describiendo la situación conflictiva ante casos repetidos y para planificar una intervención. ¡Atención!: siempre que se active el código de “personalidad conflictiva” debe hacerse en área reservada, que sólo será accesible a los profesionales sanitarios responsables de su atención, ya que se trata de una información confidencial.
  • Si no se dispone de soporte informático en el Centro, el Equipo debe utilizar los cauces que estime más oportunos.

“La oportunidad de aplicar estas recomendaciones (aviso de flash, código Ciap,…) e introducirlas en el Protocolo de Actuación queda al criterio del equipo asistencial de cada Centro.

*¿Y si “el responsable de su activación” no vuelve a atender a ese paciente jamás?

http://www.ffis.es/ups/prl/plan_agresiones_protocolo_marco_ap.pdf

En las facultades de medicina se trata el tema del “paciente difícil” y, lamentablemente, algunos autores consideran como tal simplemente al que “consigue hacerte sentir ese desagradable nudo en el estómago cada vez que lees su nombre…”:

Captura de pantalla 2015-10-16 a la(s) 12.12.37

 

 

http://www.facmed.unam.mx/deptos/familiar/compendio/Primero/I_SM_28-52.pdf

Ciertamente, se insiste a los profesionales de la salud en trabajar la empatía con sus pacientes, porque es de sobra sabido que:

“La relación que establecen un médico y un enfermo, durante el proceso de enfermedad es de extremada importancia. Es una relación rica y compleja., que influye en el curso de la enfermedad, en la eficacia del tratamiento y tiene por sí misma un valor curativo“.

http://www.uv.es/gibuv/Roger/MedicoenfRoger.pdf

Sin embargo, con el sistema implantado del que hablamos, el hecho objetivo es que un sanitario (sea médico, enfermero, auxiliar…) es predispuesto informáticamente frente a un paciente por circunstancias tales como el extenderse en explicaciones en una cita o quejarse por reiterados cambios de fecha de la misma.

Podría decirse que existe una “LISTA NEGRA” de PACIENTES INSATISFECHOS que no están dispuestos a mostrar su conformidad con todo lo que el Sistema de Salud les ofrece o propone.

Por mal camino andamos si la Sanidad padece su particular “Ley Mordaza”…

ENLACES:

https://prezi.com/ktanxsrlo0va/manejo-de-pacientes-conflictivos/

http://www.aseedar-td.org/documentos/ELPACIENTEDIFICIL.pdf

http://www.aragon.es/estaticos/Contenedor/2OMIMODULO.pdf

http://www.ffis.es/ups/prl/plan_agresiones_protocolo_marco_ap.pdf

RECORDAR QUE:

“…El siglo XX desarrolla una medicina masificada. La sociedad de consumo provoca una superabundancia de productos farmacéuticos. En los hospitales, con mayor tamaño y tecnificación se da un uso masificado de la medicina superándose la pura relación médico – enfermo.

Como consecuencia de errores cometidos por la medicina, a pesar de los muchos aciertos, reaparece un modelo humanizador de la medicina. El enfermo no puede ser visto sólo según la estrecha idea científica sino que ha de incluir a la persona enferma con su subjetividad. Este cambio intenta recuperar el poder de la palabra como factor terapeútico, lo cual hace resaltar la relación entre médico y paciente…”

http://www.uv.es/gibuv/Roger/MedicoenfRoger.pdf

LOS BUENOS PACIENTES DEL FUTURO SERÁN LOS “PACIENTES DIFÍCILES” DE HOY:

En una entrevista realizada en 2004 (El País, 24 de mayo de 2004) el Dr. Alejandro Jadad, Director del Centre for Global e-Health Innovation de la Universidad de Toronto (Canadá) se refería también a los “nuevos pacientes” de la era de Internet en los siguientes términos:

Los buenos pacientes del futuro serán muy parecidos a los que hoy consideramos pacientes difíciles. Estarán bastante informados; harán preguntas claras y demandarán respuestas honestas y claras; se sentirán cómodos pidiendo segundas opiniones; exigirán tener acceso a sus historias clínicas en todo momento, y esperarán poder ponerse en contacto con sus profesionales sanitarios si lo necesitan. Además, estarán muy informados sobre la calidad de la atención prestada por los profesionales e instituciones sanitarias. El desafío, nuevamente, será para el sistema, que tendrá que hacer esfuerzos genuinos y sin precedentes para adaptarse a una población más informada y exigente.”

http://www.regimen-sanitatis.com/2011/09/el-siglo-de-los-pacientes-iii.html
Lejos de ser una excentricidad, lo de acudir a la consulta médica con una grabadora es una de las nueve recomendaciones que hacen los editores del Harvard Health Letter a los pacientes para estar bien informados.

Los otros ocho consejos que ofrece esta popular publicación para pacientes de la Facultad de Medicina de Harvard son:

  • acudir acompañado a la consulta por un familiar o amigo, porque siempre cuatro oídos oyen más que dos;
  • hablar con la enfermera cuando el paciente no se sienta muy cómodo con el médico;
  • preguntar siempre por todas las opciones de tratamiento disponibles, aunque el médico sólo haya presentado la que considera mejor;
  • establecer claramente los términos de la relación médico-enfermo, y hacerle saber al médico si su talante es demasiado autoritario o demasiado respetuoso;
  • cambiar de médico si no funciona la relación y encontrar uno con el que se esté cómodo;
  • tener siempre presentes las prioridades del enfermo;
  • recurrir a internet para obtener buena información médica, pues aunque hay mucha basura también abunda la información de calidad, y conseguir una copia de la historia clínica.

Sin duda hay otros puntos a tener en cuenta, pero estos ya perfilan el camino hacia la buena información. El desafío, ahora, está en el sistema, que deberá ponerse a la altura de estos buenos enfermos.

http://www.senosalud.org/index.php?option=com_content&view=article&id=128:buenos-enfermos-sobre-los-rasgos-y-actitudes-de-los-pacientes-informados-&catid=55:noticias-acerca-del-cancer&Itemid=37

Entry filed under: Uncategorized. Tags: .

FÁRMACOS: ENSAYOS MANIPULADOS BUENOS PACIENTES, PACIENTES DIFÍCILES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


¡ HOLA MUNDO !

BIENVENID@S AL BLOG MADRID SUR EDITADO POR LORENZO

AVISO A NAVEGANTES:

EL AUTOR DE ESTE BLOG NO SE RESPONSABILIZA DE LAS OPINIONES, COMENTARIOS E IMÁGENES NO INSERTADAS POR ÉL MISMO. SE RESERVA EL DERECHO DE RETIRAR AQUELLAS INTERVENCIONES QUE SUPONGAN UNA FALTA DE RESPETO O ATENTEN CONTRA LA DIGNIDAD DE ÉL MISMO O DE TERCEROS.

ENTRADAS


A %d blogueros les gusta esto: